FRÍOS NÚMEROS: El laberinto de mármol (Capítulo 5)

-Por Roberto Zúñiga T.

1984: TENUES LUCES EN EL PIÉLAGO

Amigos de Steelers 360 y Steeler Nation México… en palabras del premio Nobel de Literatura… el Inglés Rudyard Kipling  “… La victoria y el fracaso son dos impostores, y hay que recibirlos con idéntica serenidad y con saludable punto de desdén…”

El mundo es un lugar extraño y misterioso que ensalza a sus héroes de formas muchas veces insospechadas y otras veces tan absurdas que no logramos comprender cómo y cuándo debemos honrarlos o juzgarlos correctamente a la luz de sus justos méritos.  La mayoría de las veces, lo hacemos aún cegados y ebrios del dulce recuerdo de sus grandes victorias.  

Durante el off season de 1984,  -a solo dos semanas de la última cirugía de codo-, se confirma el retiro profesional de Terry Bradshaw.  Muchas personas confiaban aun en que podría recuperarse… pero no fue así.  

El vació de posición dejado por Terry será uno que el ciego y circunstancial amor de una buena parte de la afición hará aún más grande en el colectivo y la cosmogonía popular Steeler llegando a soslayar lo promedio de muchos de sus récords y que crearan un difícil escenario para muchos de los aspirantes al puesto de QB.  Muchos serán severamente juzgados y comparados con Bradshaw pagando los platos rotos de esta circunstancial animadversión a veces sin merecerlo.   La comparación en muchas de las posiciones ofensivas y defensivas con los inmortales de los 70´s será una fuerte constante para las nuevas generaciones de jugadores, pero ninguna resultará tan cruel e injusta como para con los QB´s.

(Jim Fetters, The Pittsburgh Press)

Muchos aficionados todavía señalan al día de hoy  -plena y religiosamente convencidos-, que Terry Bradshaw fue un fuera de serie construyendo en derredor suyo y de la gran dinastía, un aura de divinidad que distorsiono para las nuevas generaciones un falso sentido de efectividad, confiabilidad y talento para la posición que lamentablemente padecieron -(y aún padecen)-, muchos de los QB´s titulares o de segundo equipo esgrimiendo el argumento más trillado y lapidario en la historia de los Pittsburgh Steelers… “Terry logró 4 campeonatos en su carrera… punto”. 

Bradshaw es y seguirá siendo un ícono de la historia y la cultura Steeler… no cabe discusión alguna… su inducción al salón de la fama como el QB con más campeonatos invicto hasta ese momento, avalaba por si sola la designación… pero -estadísticamente hablando-,  nunca fue un QB elite… sus números en campaña regular claramente lo demuestran… fue sin lugar a dudas un líder que supo sacar lo mejor de sí y sus huestes en los partidos grandes donde nadie como él para comandarlos, administrarlos y resolverlos… pero nada más.  

La sombra de su sobrevalorado legado por la afición y los medios, se convertirá en una pesada losa para muchos QB´s que intentarán ganarse la confianza de Noll (y de Cowher), aspirando a lograr el cariño y respeto de la afición sin éxito siendo constante e injustamente comparados aunque lleguen a tener mejores números que Terry, enfrentados a una abrumadora presión de los aficionados y los medios donde -la mayoría-, terminaran derrumbándose en confianza o buscando trascender mejor en otros equipos lo que dañara en el corto y mediano plazo fuertemente al equipo.   Muy pocos aficionados y medios lograrán entender cómo será vivir en una nueva era sin Terry Bradshaw… el primero en mostrar el camino es Chuck Noll, aunque muy pocos lo comprenden y lo siguen.

Cierto es que también llegaron a la posición jugadores intrascendentes cuyos resultados dejaron mucho que desear, pero también hubo algunos cuyos méritos jamás fueron reconocidos agravado por el enrarecido y ambivalente escenario de pasión-animadversión que el equipo experimentaría en los próximos años.  

De entre todos, existe un QB en esa gris era de transición que merece ser analizado cuidadosamente así como su nombre ser rescatado con justicia a la luz de sus méritos y esfuerzos por todas las vicisitudes que la afición y Chuck Noll le hicieron pasar… Mark Malone, que en la campaña de 1984, demostrara templada paciencia y carácter en una cerrada carrera por la titularidad convirtiéndose en una breve luz de esperanza para toda esta generación de talento que buscaba devolver al equipo al lugar donde pertenece.  Para el off season del 84, Mark ésta recuperado plenamente de su cirugía de rodilla y ésta de regreso buscando recuperar su gran oportunidad.   

Chuck Noll es encantadoramente pragmático… mientras la ciudad y la afición en todo el mundo no saben que será de ellos sin Bradshaw, el simplemente señala a todos “¿Ya se fue Terry?… perfecto… El que sigue…”   ha batallado ya muchos años con él y su equipo necesita un administrador ofensivo confiable así como su sistema varias piezas… NO esta para lamentaciones de nadie y es muy claro al respecto con todos en la institución y al seno del equipo… Así mismo, ésta cansado de la inseguridad y constantes excusas que le da Cliff Stoudt tratando de justificar su desempeño… Noll lo corta del equipo y regresará hasta 1986 con ST LOUIS/PHOENIX y MIAMI hasta el 89 donde pasará -con ambos-, el resto de su carrera en la banca. 

Sin embargo, Chuck Noll  aún no ésta convencido del todo con la madurez de Mark Malone, es un muchacho muy talentoso, comprometido y disciplinado, pero es sumamente auto exigente y duro consigo mismo… en lo que si confía es en el potencial talento que posee y cree firmemente que una competencia similar como a la que expuso a Bradshaw con Hanratty, Gilliam o Kruczek puede coadyuvar a cerrar el ciclo  de su desarrollo.   Al mismo tiempo, sabe que el equipo ésta en posición de trascender y -con el jefe Rooney-, deciden traer a un QB con experiencia que pueda hacerse cargo de la ofensiva en lo que Mark termina de desarrollarse.  Noll trae -como profundidad y competencia al equipo-, al QB que sucedió al HF Bob Griese en Miami y quien fue en 82 titular en la derrota de los Dolphins en el SB XVII … ésta disponible en el mercado primaveral ya que Dan Marino lo acaba recién de dejar sin empleo… David Woodley.  

El movimiento de David Woodley se da en el marco de los trabajos de seguimiento anual que sostienen la NFLPA con la NFL y los dueños.  La NFLPA insiste todavía en la mejora de sus condiciones laborales para 1987 y su posición es ahora más agresiva al tener a un nuevo líder de unidad… el ex OL HF de los Raiders de Oakland… “Highway 63”Gene Upshaw quien sigue en la mesa de trabajo presionando fuerte a los dueños y a la NFL con el tema del libre albedrío de un jugador para contratarse con el equipo de su preferencia sin tener que dar nada a su equipo de origen después de 4 años.  

Para suavizar las cosas con la NFLPA -así como para evitar más fuga de talento a la USFL-, los salarios han aumentado significativamente en las últimas dos temporadas en casi un 50%  lo que convirtió al QB HF Warren Moon el mejor pagado de la liga con una cifra récord para la época… $ 1.1 MDD comenzando así la escalada de sueldos para beneplácito de casi todos los jugadores -principalmente-, las grandes estrellas.   La NFLPA se fortalece y -a pesar de este logro-, Upshaw no soltará a la liga hasta que cumpla plenamente con todas sus demandas cuando sea revisado nuevamente el contrato colectivo de trabajo antes de su firma para el off season de 1987.  David Woodley es contratado por la friolera de $ 600 mil USD dólares que es una fortuna para la época y lo convierte en el Steeler más caro de la historia hasta ese entonces.

El plan de Noll es iniciar la temporada con un QB joven pero experimentado generando a la par una abierta competencia por la posición que terminará con fuertes críticas por parte de los medios especializados quienes ven en el experimentado joven de 26 años David Woodley al QB que debería ser el titular indiscutido aunado al hecho de que se convirtió en él jugador mejor pagado del equipo. Por su parte, la afición no ve -en ninguno de los dos-, a un digno heredero mientras observan desesperados la alternancia de sus actuaciones que durará dos años mientras aún lloran en profundo duelo a su ángel caído. 

(Photo by Focus on Sport/Getty Images)

1984 comienza con una reconfiguración del Staff ante la salida del volátil y apasionado genio AHC/DC Woody Widenhofer, quien se embarca en una difícil aventura primero como HC Universitario antes de regresar en 1990 a la liga como DC de Bill Belichick con los Cleveland Browns para posteriormente regresar a la NCAA sin poder  repetir jamás su éxito con los Pittsburgh Steelers donde fue parte fundamental en la construcción de LA CORTINA DE ACERO.  

Chuck Noll decide ya no trabajar más con un AHC -coordinando solo-, todos los esfuerzos de sus principales asistentes al tiempo que la organización evoluciona administrativamente creando posiciones de Coordinación más especializadas, donde ahora, el OC es Tom Moore, los OT´s y TE´s son coordinados por Ron Blackledge, los OG´s y los C´s por Bill Meyers.  A la defensiva, la DL por Jon Kolb, el Back Field por Dick Hoak… como ACD a Joe Greene, los ILB´s por Dennis Fitzgerald, los OLB´s por Jed Hughes todos a las órdenes del nuevo y flamante DC… Tony Dungy.

La revolución de la tecnología de revelado fotográfico instantáneo, brinda a los equipos imágenes cuadro por cuadro tomadas desde las alturas del estadio que brindan datos sumamente reveladores y se convierten en una herramienta de ajuste táctico inmediato que llego para quedarse así como se especializarán los departamentos monitores en las alturas para dar información estratégica de alto valor de oportunidad al HC y Staff en el side line.

El off season de 1984 marca la salida del inolvidable LB PHF Loren Toews quien después de 11 maravillosas temporadas y 4 campeonatos con los Steelers es miembro del selecto grupo de 22 jugadores involucrados en los cuatro títulos.  Obtuvo su maestría en Finanzas en 1981 de su alma mater y junto con su hermano menor, -el OT de los Miami Dolphins- Jeff Toews se dedicaron al negocio de los Bienes Raíces con muy buen éxito.

(Photo by George Gojkovich/Getty Images)

El OG Steve Courson, dirá adiós al equipo terminando su carrera con los Tampa Bay Buchaneers en 1985 después de 5 temporadas y 2 campeonatos con los Steelers.  Su vida se tornará triste y trágicamente celebre al ser uno de los primeros jugadores profesionales en admitir el uso de esteroides durante su carrera para mejorar su desempeño lo que lo hizo acreedor de un fuerte rechazo de la afición y la liga.    Los esteroides son los principales sospechosos cuando se le detecta una cardiopatía que padecerá el resto de su vida y se convierte en un prolífico conferencista para escuelas preparatorias y universidades donde -apoyándose en su libro autobiográfico “Falsa Gloria… La historia de Steve Courson”-, imparte por todo Estados Unidos para hacer consciencia entre los jóvenes del peligro que su uso implica.    En 2005 -intentando cortar un árbol de su propiedad-, este cae de forma no planeada e -intentando salvar a su perro-, muere al ser aplastado.  Su cuerpo fue encontrando gracias al noble animal que jamás lo abandono.

También dirá adiós el veterano OL Ted Petersen quien después de 9 años y 3 campeonatos emigra a los Cleveland Browns y luego a los Indianápolis Colts regresando una última temporada a Pittsburgh en 1987 donde terminará su carrera.  El DE Tom Beasley -quien se contrata con los Washington Redskins-, jugará 2 años más antes de retirarse siendo su mejor campaña la de 1982 con 6.5 sacks.  Con un campeonato, Los RB´s Greg Hawthorne y Russell Davis emigrarán -el primero-,  a los New England Patriots donde jugará el SB XX para emigrar posteriormente a los Indianápolis Colts donde terminará su carrera en 1987.  El RB Russell Davis vera acortada su carrera profesional por Sarcoidosis, una condición médica que limita la capacidad pulmonar y que lo relego al tándem desde 1981 hasta su retiro.  Sera uno de los casi 4500 jugadores que ganaran una demanda a la liga por 765 MDD por presentar probables síntomas de ETC.

Cuando la liga crea una de las reglas más trascendentales y revolucionarias de todos los tiempos para intentar contenerte… luego la bautiza con tu nombre para que nadie lo olvide… y eres capaz de sublimarte y ser aún mejor después de ella… es porque eres un fuera de serie de producción limitada en toda la extensión de la palabra… y es justo lo que Melvin Cornell Blount es por mucho… uno de los mejores DB´s que haya jugado jamás este deporte.  Su capacidad atlética e inteligencia lo harían exitoso en cualquier época.  4 anillos, 5 Pro Bowls (75-76, 78-81), 2 All Pro (75,81), 4 2nd All Pro (76-79) DPY en 75, miembro de los equipos de los 75 y 100 aniversarios de la liga.  Su ingreso al Salón de la Fama fue inmediato como el de muchos de sus contemporáneos coequiperos con impresionantes credenciales y quien termino finalmente subsanando su nombre así como la relación profesional con su HC superando juntos los momentos difíciles.

Convencido de la necesidad de que los jugadores y exjugadores tuvieran más presencia y voz ante la liga, se convirtió en Director de Relaciones con los Jugadores de la NFL de 1983 a 1990 jugando un roll clave durante la huelga del 87.  Trabajo activamente para centros de Caridad y fundo en 1983 la “Mel Blount Youth Home”, una Misión Cristiana que sirvió como refugio a niños víctima de abuso y negligencia en Georgia abriendo la segunda en 1989 cerca de Pittsburgh.

La más sentida partida del off season del 84 es sin duda la del inigualable RB HF Franco Harris, quien emigrará a los SEATTLE SEAHAWKS para una última, difícil y penosa temporada, donde una agravada lesión de rodilla lo relega al side line poniendo fin a su brillante carrera deportiva.   4 anillos, MVP SB IX, 9 Pro Bowls (72-80), All Pro (77) 2nd All Pro (72 y 75) ORY (72), equipo de la década de los 70´s, PHF, Pittsburgh Steelers All Time Team… 12vo líder corredor de todos los tiempos de la NFL… su inmediata inducción al Salón de la Fama estaba fuera de toda discusión… tal como lo fue su Inmaculada Recepción que transformo el aura de este gran equipo llevándolo a él a la inmortalidad desde ese preciso y glorioso momento del 23 de diciembre de 1972 grabado en la memoria colectiva de toda una afición que le venera y respeta aún hasta nuestros días.

El draft de 1984 marca la llegada de uno de los WR´s más brillantes que haya tenido el equipo en su historia y que lucho afanosamente en esta era por apoyar al equipo con inolvidables actuaciones… seleccionado en la 1era ronda con el pick No.23 el WR de Southern Mississippi Louis Lipps.  En la 4ta ronda con el pick No.108 el WR de Florida State Weegle Thompson y con el pick No.111 llegará para apuntalar la OL el OG de East California Terry Long.  En la 7ma ronda con el pick No.191 llegará también a dar profundidad y competencia el QB de Purdue Scott Campbell que será una grata revelación para Chuck Noll en un futuro cercano.   En la 9ena ronda con el pick No.247 el RB de Colgate Rich Erenberg que tendrá grandes momentos y en la 12va ronda con el pick No.332 el RB de William Jewell Fernandars Gillespie.

La pretemporada comienza con victorias 31-14 sobre los CLEVELAND BROWNS y vencen también a los PHILADELPHIA EAGLES 20-17.  Luego vendrá derrota en el juego clásico de pretemporada con los DALLAS COWBOYS 20-10 y caen nuevamente 16-9 con los NY GIANTS.

La temporada abre en Three Rivers Stadium con David Woodley en los controles ante los KC CHIEFS del QB Todd Blackledge.  Durante el tercer cuarto, David sufre un duro golpe que lo conmociona y sale del partido habiendo lanzado para un 64.7% de pases completos, 225 yardas, 2TD, 1int, 3 sacks y un rating de 122.8% dejando el marcador 21-17 en favor de KC entrando en su relevo Mark Malone que lanza para 225 yardas, un 45.8% de pases completos, 1TD, 1int y 2sacks para un rating de 77.3% y no puede recuperar la desventaja perdiendo el juego 37-27 donde el novato WR Louis Lipps tiene un excelente debut con 183 yardas y 2TD acompañando al eterno John Stallworth quien logra 167 yardas y 1TD.   Al abrir de titular, Woodley carga con la derrota en su récord.

(Photo by Focus on Sport/Getty Images)

Para el 2do partido, Chuck Noll vuelve a iniciar con Woodley quien lanza todo el partido contra los NEW YORK JETS lanzando para 187 yardas, 2TD, 1int y un rating de 89.9% en la victoria 23-17 y donde Lipps vuelve a tener una destacada actuación con 1TDP.  A la defensiva 2int del novato de 2do año Sam Washington y 1int de Ricky Woods combinadas con 5 sacks de Little, Merriweather, Nelson y Willis sellan la victoria.

David Woodley vuelve a tener una buena actuación en la victoria sobre los LA RAMS del QB Vince Ferragamo 24-14 donde Stallworth luce lo mismo que Lipps y Cunningham con 2TDP y donde Ed Nelson se sirve con la cuchara grande para 4 de los 5 sacks que tendrán sobre Ferragamo así como Washington y Woods se combinan nuevamente para 3int y limitan al RB HF Eric Dickerson a tan sólo 49 yardas.  

Los CLEVELAND BROWNS los derrotaran 20-10 donde Woodley tendrá apenas un 40.9% de rating pero juega todo el encuentro sin que aparezca el juego terrestre.  Vencerán a los CINCINNATI BENGALS 38-17 donde es interceptado 3 veces y es la defensa quien saca adelante el juego con una pick six clave al final de Donnie Shell.   Woodley tiene nuevamente un mal partido con 1TD, 3int y un rating de 61.4%.  

Recibiendo en casa a los MIAMI DOLPHINS de Don Shula y Dan Marino, el duelo de estrategia defensiva entre Noll y Shula mantiene el primer cuarto sin anotaciones hasta que comienza el circo aéreo de Marino que lanza 2TDP en menos de 5 minutos y su defensa provoca un fumble pick six que ponen 21 puntos sin respuesta de Pittsburgh en el marcador.  Ante la salida nuevamente por conmoción de Woodley, Chuck Noll pone el juego en el brazo de Mark Malone quien lanza 42 intentos de los que sólo 19 son completos para 228 yardas y es interceptado 2 veces para un rating de 42.6%, donde cabe señalar que tiene breves momentos brillantes durante el encuentro pero el tándem de RB´s corre para pocas yardas siendo Pollard el único con 1TD y donde sólo Stallworth no le suelta pases en un día para el olvido de la defensa donde sólo Brian Hinkle intercepta 1 pase que devuelve 13 yardas.  Miami gana el primer round 31-7.

Mark Malone es nuevamente titular cuando visitan a los SAN FRANCISCO 49´ers de Bill Walsh y Joe Montana teniendo una buena actuación con rating de 84.5%, 1TDP y 1int para 156 yardas donde Frank Pollard corre para 105 yardas y el novato Rich Erenberg corre para 44 con 1TD y nuevamente John Stallworth tiene 1TDP por 78 yardas.   Brian Hinkle tiene nuevamente 1int que devuelve 43 yardas y donde la defensa deja en 59 yardas al RB Wendell Tyler (1TD) y en 29 a Roger Craig en una dulce victoria para Chuck Noll sobre Bill Walsh 20-17 y que será la única que sufran los futuros campeones 49´ers en toda la temporada robándoles el invicto.

Respetando las formas, Noll comienza con David Woodley de titular visitando en el Hoosier Dome a los INDIANAPOLIS COLTS donde Pittsburgh va blanqueando 16-0 al término del 3er cuarto pero les sacan el resultado faltando 34 segundos 16-17 en un terrible error de concentración defensiva del DB Sam Washington que malabarea el balón y no puede asegurar la intercepción de la victoria y donde el WR de los Colts Ray Butler logra robarlo de entre sus manos logrando una escapada de 54 yardas que marca la diferencia en una dolorosa derrota.   Woodley lanza 1TD, 1int para 68.8% de rating y Mike Merriweather se destapa con 3 de los 6 sacks que tendrá el equipo que resultan insuficientes ante la gran expectativa que -tras la victoria sobre San Francisco-, entre la afición se había generado.  Por si fuera poco, Jack Lambert resulta dislocado del dedo gordo de un píe y se perderá el resto de la temporada apoyando desde el side line a sus jóvenes herederos.

A casi media temporada y con un récord de 3-4 (.429) es momento de tomar decisiones para Chuck Noll, quien se decanta finalmente por Mark Malone para que concluya como titular el resto de la campaña. 

Ganaran 35-10 a los ATLANTA FALCONS con 3TDP por 2int; victoria sobre los HOUSTON OILERS 35-7 3TD por 1int;  dolorosa derrota ante CINCINNATI BENGALS 22-20 donde es interceptado 3 veces.  Noll lo sostiene, nueva derrota contra NEW ORLEANS SAINTS 27-24 con 1TD y 2int (que no fueron su culpa). 

En su mejor partido de la temporada, vencen a los SAN DIEGO CHARGERS 52-24 con 4TDP por 0int de Mark Malone quien lanza para 253 yardas y donde reaparece Louis Lipps recuperado de una lesión con 118 yardas y 1TDP.

Cerrada y dolorosa derrota contra HOUSTON OILERS 20-23 donde tiene 2TDP y 2int que ahora si cuestan el juego y que pudo resultar en un marcador mucho más abultado de no ser por Harvey Clayton, Donnie Shell y Eric Williams que interceptan 3 veces al nuevo millonario QB HF Warren Moon quien les hace una fiesta de 383 yardas.  

Mark Malone se recompone y vencen a los CLEVELAND BROWNS 23-20 con 4int de la CORTINA DE ACERO.   En un cerradísimo duelo ante LOS ÁNGELES RAIDERS en el Memorial Coliseum – y donde la CORTINA DE ACERO le cierra todos los caminos a Marcus Allen-, Mark Malone logra acercar a la yarda 26 de los Raiders a Gary Anderson que anota para el 3-0 que se mantendrá hasta el 4to cuarto donde las defensas ceden finalmente pero Pittsburgh prevalece al final 17-13 que deja a los Steelers con un récord de 9-7 (.563) como campeón divisional de la Central AFC división y muy motivados para enfrentar la postemporada.

El balance final de la temporada para los QB´s comparados con la 4ta temporada de 1974 de Terry Bradshaw.

Tomando en consideración que Bradshaw tenía el juego aéreo más condicionado por Noll y que enfrento poderosas defensas aunque menos especializadas, Malone y Woodley enfrentaron esquemas defensivos más complejos prevaleciendo finalmente Mark en la carrera con David para el playoff de 1984 avalado por sus números que fueron mejores incluso que los de Bradshaw en su cuarto año de campeonato.   Aunque los números de Woodley no son malos -y superan incluso en rating a Malone-, es su experiencia la que lo que saca a flote en muchas de sus actuaciones pero termina con récord de 3-4 por un 6-3 de Mark quien -además-, mostró templanza, carácter y fortalezas al enfrentar a Miami y a San Francisco.

El líder RB termina siendo Frank Pollard con 851 yardas, 6TD seguido por Walter Abercrombie con 610 y 1TD y Rick Erenberg con 405 y 2TD.   Designado como el regreso del año, John Stallworth tiene una excelente temporada al frente del cuerpo de WR´s con 1395 yardas y 11 TD seguido por el novato revelación Louis Lipps que se consolida como WR2 con 860 yardas y 9TD siendo nombrado RMVP y ORMVP de la temporada. El líder en puntos es nuevamente Gary Anderson con 117 seguido por Stallworth con 66 por 54 de Lipps.

El tercer año con formación defensiva 34 vuelve a ser exitoso y consolida la titularidad de algunos quienes -con total descaro y hambre por trascender- marcan la pauta de una nueva generación… de los 47 sacks totales del equipo, Mike Merriweather logra unos impresionantes 15 seguido por Keith Willis (5) y Keith Gary (4).  

La calificación como líder de la Central División hace olvidar a la afición -por una breve semana-, al amado Terry.   Son el líder divisional más débil por lo que deben visitar al 2do sembrado de la AFC y líder de la West División en el estadio de la Milla… Su genial HC es un brillante ex alumno de Tom Landry y ha conformado una ofensiva sumamente explosiva del brazo de un portento de lanzador elusivo e inteligente… LOS DENVER BRONCOS del HC Dan Reeves y del QB HF John Elway.

Mandatory Credit: MPS-USA TODAY Sports

Los Broncos terminan con un récord de 13-3 y son amplios favoritos para derrotar a los Steelers de quienes la prensa insiste en saber quién va a ser designado como el QB titular.  Chuck Noll decide romper inmediatamente con cualquier polémica y designa para todo el playoff a Mark Malone, no sin recibir severas críticas de un sector de la prensa especializada -quienes aún insisten en apostar por la experiencia de Woodley señalando que -además-, cobra una fortuna como para tenerlo en la banca, así como un buen sector de la afición que aseveran que Malone se va a derrumbar ante la feroz y veloz presión que le va a presentar la defensiva de Denver. 

El vestidor de Pittsburgh reviste dos escenarios completamente diametrales… la mayoría de los jugadores reboza de confianza y entusiasmo -los más jóvenes-, mientras los veteranos están en profunda comunión analizando las condiciones del juego… no encabezan los lideratos de ningún departamento… John Stallworth es 7mo en recepciones seguido por Louis Lipps.  Gary Anderson en puntos es el 3ero con 117 de la liga y únicos referentes ofensivos.    Son marcados fuertemente como underdogs y nadie… absolutamente nadie -fuera de Pittsburgh-, apuesta por ellos ante él segundo equipo más poderoso de la conferencia y al único que la prensa especializada considera capaz de competir con los Miami Dolphins para llegar al SB XIX.  

El aura de los grandes líderes remanentes encabezados por Lambert, Dunn, Webster, Shell, Brown, Johnson, Cole y Stallworth toman la palabra en el vestidor donde narran a todos los jóvenes sobre los primeros días de la hermandad… como comenzó la dinastía… las batallas… las partidas… las derrotas… les hacen ver que -al igual que todos ellos- comenzaron su carrera con hambre y deseo de trascender y ahora es su gran momento.   El ánimo se eleva entre los más jóvenes y entusiastas… son una brillante generación con una mentalidad diferente donde no todos comprenden sus palabras, pero se suman a la algarabía del momento.  

De entre todos ellos, uno guarda absoluto silencio… Mark Malone… ésta sumido en sus pensamientos… concentrado… velando el momento… sólo habla con quienes se han convertido en mentores y buenos amigos que lo motivan y le brindan confianza… Mike Webster y Larry Brown quienes le prometen guiarlo, cuidarlo y protegerlo.

Los DENVER BRONCOS son un equipo madurando en su reconstrucción que cuentan con un muy talentoso genio ofensivo en la persona del HC Dan Reeves y tienen a la joven primera selección global del draft de 1983, el QB HF John Elway, quien junto a Marino en su primer año detonan la liga y todos los medios los señalan como los máximos candidatos de la AFC a disputar el SB XIX donde cualquiera que resulte ganador en la segura final entre ellos tiene altas posibilidades de retar -de forma abierta-, a quien es el máximo aspirante a ganar el título… San Francisco 49´ers.   

El comienzo del juego es desafortunado para Malone que -en su primer drive-, sufre un sack y un fumble que es recuperado en su propia yarda 24 por la defensiva de Denver.   La CORTINA DE ACERO frena a Elway y el “amigo de los postes”, el K descalzo Rich Karlis falla el FG.      

En el siguiente drive, Malone vuelve a soltar el balón que es recuperado por el OLB de Denver Tom Jackson y -nuevamente en la 24 de Pittsburgh-, esta ocasión Elway no perdona y conecta un pase de 9 yardas con su TE James Wright abriendo el marcador 0-7.

Mark Malone es serenado por sus compañeros y por Chuck Noll quien le hace ver sus errores de lectura y lo devuelve más confiado y tranquilo al terreno de juego, estableciendo carreras y pases cortos con Frank Pollard y Walter Abercrombie, quienes avanzan profundo en el terreno de Denver hasta que finalmente los detienen y los Steelers deben conformarse al inicio del segundo cuarto con un FG/28 yardas de Gary Anderson3-7.   

Elway llama al Snap en su yarda 28 con él TE James Wright en movimiento a quien da un pase retrasado quien a su vez -con el engaño-, encuentra sólo al WR Steve Watson quien es sacado del terreno de juego en la yarda 20 por Dwayne Woodruff.   Con 3era y gol, Elway lanza un mal pase flotado que Gary Dunn en la línea intercepta dejando sin puntos a Denver en el drive recuperando el momento anímico.  

Pittsburgh se ha repuesto de un titubeante inicio y ésta poniendo corazón y vida deteniendo al peligroso ataque de los Broncos.   Nuevamente Pollard y Abercrombie ganan las yardas difíciles en la trinchera y la ofensiva avanza poco a poco consumiendo el reloj.   Con la secundaria y el perímetro de Denver dejando espacios al tener que bajar al segundo nivel para detener al dúo de RB´s Steeler, Malone cambia intempestivamente al juego aéreo y ahora son Louis Lipps y John Stallworth sus blancos ganando avance ya en terreno de Denver.   Su defensa logra detener nuevamente a Pittsburgh y Anderson falla el FG/28 yardas.

Mandatory Credit: MPS-USA TODAY Sports

John Elway trata de sostener un largo drive con las uñas ante los embates de Little y Merriweather que como OLB´s están fuertemente presionándolo mientras el ataque terrestre de los Broncos es desaparecido por Dunn, Goodman, Beasley, Cole y Hinkle que finalmente los detienen.

Pollard y Abercrombie siguen ganando yardas y ahora Malone involucra también a su TE Bennie Cunningham quien empieza también a ganar yardas en el Slot de Denver que no logra frenar el ataque terrestre de Pittsburgh y que -nuevamente apoyados en Stallworth y Abercrombie-, finalmente vulneran a la DL de los Broncos para un TD de 1 yarda de Frank Pollard que pone al frente por primera vez en el marcador a Pittsburgh 10-7

Con 1:57 aún por jugar en la primera mitad, desde su propia yarda 20 John Elway muestra lo que será su marca registrada en los próximos años… mueve el balón con pases quirúrgicos a sus receptores sin reunión y arma una ofensiva en serie dejándola en la yarda 35 de Pittsburgh y con 6 segundos en el reloj, deja la mesa puesta a Rich Karlis quien falla el FG llegando así al medio tiempo.

Pittsburgh enfrenta a un gran rival y sus jóvenes promesas están dando una inesperada batalla que les ha dado el momento anímico.   Desde 82 han llegado a estas instancias y no han podido trascender… es momento de hacerlo y todos deben concentrarse… es el mensaje de Chuck Noll, el Staff y sus líderes es fuerte y claro… “hay que ejecutar correctamente y no cometer errores.”

Para el 3er cuarto también Dan Reeves hace ajustes y cierra los espacios al juego terrestre de Pittsburgh obligándolos en su primer drive a despejar.  Colquitt debe controlar un centro que viene abriéndose ligeramente de Webster y no alcanza a detectar la penetración del LB en ST Robbins quien bloquea el intento y el balón abandona el terreno dejando a Denver en posición de anotar en su propia yarda 4.   En 3era y gol, la presión sobre Elway provoca que Keith Willis golpee a John quien sufrirá una lesión en la rodilla izquierda que limitará su desempeño el resto del partido empeñándose en continuar jugando.   Se deben conforman con un FG/19 de Karlis.  10-10.

Mandatory Credit: MPS-USA TODAY Sports

Denver frena el siguiente drive de Pittsburgh y en el regreso llevan el balón hasta la yarda 47 de territorio Steeler.   Elway se apoya en el juego terrestre con el ex RAM Wendell Tyler quien lleva el balón por aire y por tierra hasta la yarda 20 de Pittsburgh y -en la siguiente jugada-, Elway elude la presión de la secundaria y coloca un riflazo sin posibilidades para Shell o Johnson a su WR Steve Watson que pone nuevamente arriba a Denver pero del que Elway, sale cojeando sensiblemente resintiéndose de su dolencia en la rodilla. 10-17

Malone regresa para conducir un consistente y brillante drive ante una defensiva que no logra alcanzarlo y ponerle presión suficiente variando sus snaps por aire y tierra de forma soberbia logrando finalmente un TDP de 5 yardas a Louis Lipps que empata nuevamente el juego a 17-17.    Chuck Noll se permite un breve momento emocional y aplaude el esfuerzo de su muchacho y la ofensiva que comienzan poco a poco a doblar a Denver.

Los Broncos son frenados en su siguiente drive por la CORTINA DE ACERO y Chuck Noll da órdenes precisas a Malone“Debes consumir el reloj… estás dominando la Línea… corre el balón”… Noll sabe que tienen el momento y -por primera vez en mucho tiempo-, talento joven dando el salto cualitativo.  

Mark Malone administra y ejecuta brillantemente sin errores, poniendo el juego en Pollard y Abercrombie que lucen demoledores antes de ser frenados y Gary Anderson falla inesperadamente el FG/23 yardas dando nueva vida a Denver.   

(Photo by George Gojkovich/Getty Images)

Elway vuelve a mover el balón con Wendell Tyler hasta que es interceptado por el novato FS Eric Williams que devuelve la intercepción hasta la yarda 2 tocando nuevamente a la puerta de los Broncos donde en 3era y gol Pollard -en un segundo esfuerzo-, logra el TD que los pone al frente.  24-17.

John Elway intentará un último regreso pero la secundaria cargara con fiereza… Little y Merriweather han detectado sangre en el agua y no le dan tiempo de nada al notar que sigue cojeando.   Se jugará una 4ta y 17 sin éxito y Mark Malone hará Down quedando 55 segundos en el reloj consumiendo el tiempo hasta que queden 04 segundos.  Gary Anderson entrará a cerrar el partido con un FG/40 en la victoria final 27-17.    

Finalmente, Mark Malone ha conducido a los Steelers a ganar su primer juego de postemporada de la década de los 80´s instalándose en la final de la AFC ante la sorpresa de todos y la algarabía de la afición que olvida -al menos por una semana más-, sus penas y ausencias ahora señalando que Miami “no tiene ninguna posibilidad”.  Por todos los expertos, Pittsburgh ahora es señalado como el “caballo negro” de la AFC.

Por primera vez en años, la ofensiva luce balanceada y con las suficientes armas para encarar juegos de este calibre y a rivales poderosos que logran hacer valer todo el esfuerzo defensivo quien es el que – finalmente-, los ha vuelto a poner en estas instancias.

El vestidor vive un júbilo total y el ánimo no puede ser mejor… Chuck Noll y los Pittsburgh Steelers están nuevamente en una final de la AFC y todo parece indicar que -esta nueva reconstrucción-, tiene a las piezas perfectas para devolverlos a su lugar de excelencia… Un sistema defensivo dominante, sus apoyadores encabezados por Little y Merriweather han dado el salto cualitativo apoyados nuevamente por un DT y un DE experimentados aunque no contarán con la experiencia de Lambert en estas instancias para guiarlos en la final… él perímetro aún tiene áreas de oportunidad pero ha mejorado mucho en los últimos 2 años principalmente Woodruff, Woods y Washington que si contarán con la veteranía y experiencia de Shell y Johnson… a la ofensiva, su tándem de RB´s nuevamente es sólido y contundente con Pollard y Abercrombie y ha encontrado finalmente a su WR2 en Louis Lipps así como su OL ésta perfectamente balanceada en juventud y experiencia encabezadas por Webster y Brown dirigiendo a Wolfley y a Ilkin.

(Photo by Focus on Sport/Getty Images)

Chuck Noll ésta satisfecho y se permite -sólo por un instante-, soñar… para él, tres años en franca reconstrucción los vuelven a poner a solo un paso de la antesala del gran juego y -al fin parece-, que ha encontrado en Mark Malone al administrador que su sistema necesita y que se ha sublimado en el momento de presión más importante.   Tiene un relevo de profundidad que vivirá -por primera vez-, una final de campeonato de la AFC con hambre y deseos de pelear por una oportunidad en el gran juego.   

Para Chuck Noll, todo ésta listo para ir a visitar a un viejo amigo, mentor y némesis… Don Shula y a su nuevo y reluciente líder en yardas y TD´s de la liga en su segundo año… QB HF Dan Marino.

Chuck Noll sabe que no será una empresa fácil… comenzando por el horario y el clima de Miami que se pronostica con alto factor de humedad, soleado y a las 13:00 horas tiempo del este.   La deshidratación debe ser tomada por el Staff como un hándicap en consideración que obligará a dosificar el juego en todo momento.  Sabe -mejor que nadie-, que Shula es un maestro explotando al máximo estas condiciones donde los Dolphins han ganado todos sus juegos de local aprovechando el horario y el clima extremoso.    También, es consciente que Donny, es un formidable adversario estratégico que siempre encuentra la forma correcta de atacarlo explotando sus vulnerabilidades y con quien lleva un récord perdedor cuando se han enfrentado.

Tony Dungy le expone lo difícil que va a ser contener a Marino quien -a pesar de perder en un trágico accidente a su joven estrella RB David Overstreet durante el off season-, ha demostrado desde el año pasado que puede mantener y ganar un juego lanzando de 35 a 40 pases -sin problema y sin sudar-, con un promedio de 64.2% de efectividad, unas impresionantes 5084 yardas (nuevo récord histórico de la liga), 9YPA, 48TD (otro nuevo récord) por 17int para un muy respetable rating de 108.9%,  ende además que es poseedor de una puntería de apache lanzando a gran velocidad auténticos obuses entre los números a sus pequeños pero talentosos WR´s Mark Clayton y Mark Dupper incluso sobre la doble cobertura y con una sorprendente capacidad mecánica que reta -para muchos expertos-, a las mismas leyes de la física. 

Otro reto en consideración: su OL encabezada por el centro Jeff Toews, el OT Erik Laakso, el OG Ed Newman y el OG Roy Foster que no ésta diseñada para el juego terrestre… son pesados y estáticos pero especialistas en la protección de pase y son muy buenos, siendo el equipo con menos sacks permitidos de la temporada con 13.  No va a ser fácil llegarle.

El punto más vulnerable en su ofensiva es su tándem de RB´s que -aunque rápidos y elusivos-, sueltan mucho el balón y no han tenido una gran temporada eclipsados a la sombra del circo aéreo de Marino y son encabezados por Woody Bennet y Tony Nathan.  Aquí podría estar una clave si logran obligar a Danny a poner el juego en ellos intentando provocar el intercambio de balón.  

La “Defensiva sin nombre” de los 70´s ahora se ha renovado desde 1980 y -desde la temporada del 82-, ahora son conocidos como “Las abejas Asesinas (Killer B´s)” y son muy buenas.  Sin tener números espectaculares este año, cuentan aún con la base que los llevo al SB XVII encabezados por el DT Bob Baumhower, el DE Charles Benson, el ILB Bob Brudzinsky, el OLB Earnest Rhone y los hermanos DB´s Glenn y Lyle Blackwood…  son muy efectivos contra el pase, siendo su principal debilidad contener el juego terrestre donde terminan como la defensiva No.19 de la liga en este departamento.  Otra posible llave clave sí Pollard y Abercrombie logran vulnerarlos.

(Photo by Focus on Sport/Getty Images)

Chuck Noll y sus Generales llegan pronto a la conclusión que -el mejor escenario posible-, es establecer el juego terrestre contra la unidad defensiva más débil de Miami dejando a Marino y su ofensiva el mayor tiempo posible fuera del terreno de juego.   Cuando la CORTINA DE ACERO lo enfrente, debe hacerlo de forma escalonada escondiéndole el blitz de forma muy sutil rayando en lo artístico ya que descubrieron en la semana 5 que Dan Marino -a pesar de su juventud-, es un maestro detectándolo y que dispara en consecuencia con una impresionante velocidad jamás vista y muy superior a la de cualquier QB de cualquier era… la gran ventaja: es un QB estático que casi siempre se queda en la bolsa de protección entre los OG y descuida mucho su lado ciego… ahí es donde van a intentar cazarlo confiando en no recibir muchos puntos y -tratando al mismo tiempo-, evitar un escenario a toda costa que los obligue a poner el partido en el brazo de Mark Malone frente a la unidad defensiva más poderosa de Miami… lamentablemente… eso es justo lo que va suceder.

El juego comienza -para sorpresa de todos los medios y espectadores-, justo conforme al plan del “war room”… Mark Malone comienza administrando el juego terrestre y rápido descubren que la zona de Slot de Miami es muy vulnerable… sin embargo, su defensa ajusta rápidamente y cierran las primeras tentativas de Pittsburgh obligándolos a despejar cuando llegan a medio campo.

Dan Marino comienza -también para sorpresa de todos-, administrando el juego terrestre, pero se topa con una CORTINA DE ACERO muy bien ubicada que detiene rápidamente sus avances y -por primera vez en la temporada-, la OL de Miami observa como su QB es maltratado rápidamente por Little y Merriweather sin llegar a capturarlo… están incontenibles obligándolos también a despejar en su primer Drive y donde también sus pequeños WR´s reciben fuerte castigo por el perímetro Steeler.

Inmediatos ajustes de ambos genios. El segundo drive de Pittsburgh es detenido nuevamente en territorio de los Dolphins y -ya a la ofensiva-, Marino lanza un TDP a su WR Mark Clayton abriendo a los 7:45 el marcador en favor de Miami 0-7.

En el side line, Noll y Dungy hacen algunas observaciones de colocación del perímetro de Miami… detectan que dejan espacios muy abiertos en la frontera entre el Slot y el underneed cuando bajan a detener la carrera claramente preocupados por Pollard y Abercrombie mismas que le señalan a Mark Malone.   Con esto en mente, comienza el siguiente Drive yendo por tierra donde la defensiva de Miami no puede frenarlos y -sin necesidad de lanzar-, Rich Erenberg anota un TD de 7 yardas empatando el juego 7-7.

Ya en el segundo cuarto, Marino comienza poco a poco a conectar a sus receptores que batallan aun bastante ante una secundaria y un perímetro Steeler que continua fuertemente castigándolos al intentar recibir pase, y donde nuevamente, Merriweather vuelve a golpear fuertemente a Marino sin capturarlo frenando su avance en la yarda 26 de Pittsburgh donde el K de Miami Uwe Von Schamann conecta un FG poniendo nuevamente a Miami al frente 7-10.

 Malone comienza con el ataque terrestre y sorprende a la defensiva de Miami lanzando un pase a Louis Lipps que los pone en su propia yarda 43.   Una nueva carrera de 2 yardas de Pollard y nuevamente ataca el underneed Dolphin con un magistral pase de 65 yardas a John Stallworth de TD que pone nuevamente al frente a Pittsburgh ante la sorpresa de propios y extraños quedando 3:52 en el reloj 14-10.

El momento no puede ser mejor… están sumamente motivados y -ahora más que nunca-, deben frenar a Dan Marino… SIP… lo van a intentar.

(AP Photo/Rusty Kennedy)

Don Shula detecta que Mike Merriweather -a pesar de tener órdenes precisas de no hacerlo-, siempre descara la carga de forma eufórica logrando la separación del OT del lado ciego de Marino sin que los linieros puedan contenerlo… los RB´s de Miami tienen ahora una nueva misión… contener a Hinkle, Merriweather, a Cole y a Little cada vez que intenten cruzar el Back field a cualquier precio… no necesitan derribarlos… solo estorbarlos…  retrasarlos un segundo más… es todo lo que necesita Marino… Nathan y Bennet van a terminar sumamente golpeados, pero comenzarán a hacer la diferencia.

Dan Marino -con un poco más de tiempo-, quema a Sam Washington en un pase de TD de 41 yardas al WR Mark Dupper que pone nuevamente a Miami al frente 14-17.  

El siguiente drive de Pittsburgh debe ser conservador, sin embargo -desoyendo las recomendaciones de Dungy y Greene-, Chuck Noll ordena a su ofensiva recuperar terreno por aire para acercar a Anderson lo suficiente para empatar el juego antes de llegar a la pausa de los dos minutos…  Malone es interceptado por el S Lyle Blackwood que devuelve hasta la yarda 35 de los Steelers.  Después de una carrera de anotación de 11 yardas -que es anulada por castigo y enviados hasta la yarda 21-, Marino nuevamente los pone en la yarda 2 de Pittsburgh con un pase preciso al centro del campo con 36 segundos en el reloj, Tony Nathan anotará un TD que pondrá el marcador muy complicado para Pittsburgh 24-14 terminando la primera mitad.

(AP Photo)

Hay 10 puntos de diferencia y la OL de Miami ha ajustado… Merriweather recibe el regaño de su vida por parte Noll mientras Dungy hace lo propio con Washington y Woods a quienes los pequeños WR´s de Miami les están haciendo una fiesta… Dungy y  Blackledge apoyan a Malone y descubren que han caído en un garlito de Shula… el espacio en el slot siempre lo han dejado abierto para que busque la zona y triangularlo, harán ajustes.    Greene y Kolb hablan con la DL y los apoyadores señalando que -si no pueden llegar a Marino-, hay que castigarlo o -como mínimo- bloquear su campo de visión, así como castigar a los RB´s a los que van a tener que asfixiar y no permitir salir.  

Están cansados y sumamente deshidratados… Noll se da cuenta que la intención de Shula es precisamente obligarlo a poner el juego en el brazo de su aún inexperto QB… Tony Dungy hace a Noll hincapié de que deben seguir corriendo el balón para recuperar la diferencia… Chuck Noll -en ese instante-, ésta de acuerdo… deben evitar lanzar a toda costa.    La orden para Shell, Dunn, Merriweather y la CORTINA es… “frenar la primera ofensiva de Miami a toda costa… no nos podemos permitir que se despeguen…”   Ahora más que nunca, deben mantener el juego terrestre… si frenan a Marino y lo establecen… terminarán doblando a Miami… de lo contrario… será una auténtica ruleta rusa frente a la poderosa defensiva aérea de Shula.

Por supuesto, Don Shula también ajusta… Marino deja de recibir los snaps bajo el centro y forma en escopeta donde tendrá más tiempo para disparar… sabe que Chuck Noll intentará ir por su precioso activo y ordena trayectorias cortas y jugadas en serie sin reunión para que la CORTINA DE ACERO no alcance a leer a tiempo.   La estrategia rinde frutos de inmediato y -abriendo el tercer cuarto-, Marino conecta con Mark Dupper un pase de 36 yardas que toma a la defensa en un blitz que es perfectamente contenido por la OL de Miami y los RB´s.  14-31

El escenario que tanto intentaron evitar se acaba de volver realidad… No hay otra opción… hay que anotar rápidamente y cerrarle los espacios a Marino… para ello, cambian rápidamente a su plan B… para la CORTINA DE ACERO, ahora la batalla será atrás y dejaran el peso de la presión a Beasley, Goodman y Dunn jugando una formación Níquel…  a la ofensiva, toda la carne al asador… Abercrombie saldrá también como receptor optativo dejando a Pollard como válvula de escape y la línea tendrá que jugar ahora a proteger el pase… hay que recortar la distancia lo antes posible sin recibir puntos. 

Malone conduce un rápido y eficiente drive por aire abrumando al perímetro de los Dolphins y donde la OL de Pittsburgh detiene los embates de blitz de la secundaria que son perfectamente contenidos, dando tiempo a Mark de ejecutar y vuelve a acortar la distancia con un pase de 19 yardas para TD al inmortal John Stallworth  -que sin sospecharlo-, acaba de recibir el último en postemporada de su brillante carrera.  21-31.  Quedan 7:05 en el tercer cuarto… Nuevamente 10 puntos… deben recuperar rápido el balón.

Marino comienza nuevamente su ofensiva por vía terrestre y no gana absolutamente nada… 2da y apenas 2 yardas… 3era oportunidad… busca el slot y encuentra a Mark Dupper para 24 yardas.   Ya están en su 42… comienza nuevamente sin reunión… pases cortos… obliga al perímetro a bajar… y los vuelve a quemar atrás… ahora a Ron Johnson y a Sam Washington con Mark Clayton… 24 yardas… pases cortos… llegan a la yarda 1 y de ahí, una carrera de Woody Bennett que pone una lápida en el marcador… 21-38.

Nuevamente al aire…no hay otra opción… quedan escasos 2:40 en el reloj del tercer cuarto… Malone conduce la ofensiva hasta terreno de Miami y -buscando a Lipps-, es interceptado ahora por Glen Blackwood lo que es un duro y devastador golpe a todo el side line Steeler.     

(Photo by Ronald C. Modra/Getty Images)

Cualquier otro HC hubiera intentado poner en hielo el partido de forma conservadora… Shula se ha distinguido esta temporada por poner más puntos en el marcador que hagan imposible cualquier intento de regreso… ordena a su estrella ir por la victoria… Marino conduce una moderada ofensiva aérea que -aprovechando los espacios al enfrentar una defensa preventiva-, incluye jugadas de counter que ganan buenas yardas y obliga a Pittsburgh nuevamente a ajustar… cansados y deshidratados, ahora son llevados hasta su propia yarda 6 donde Nat Moore anota nuevamente corriendo para 6 yardas colocando el último clavo en el ataúd Steeler… 21-45.

Malone vuelve a poner el balón en el aire y -a pesar de estar enfrentando a la defensiva No.3 contra el pase-, nuevamente les comienza a mover el balón hasta que es nuevamente interceptado por William Judson, que da píe -ahora si-, a una ofensiva terrestre más conservadora de Shula que no pone puntos en el marcador, pero consume más de 7 minutos en el reloj de juego antes de devolver la pelota entre castigos y aciertos de ambos lados donde Marino es finalmente interceptado por Donnie Shell para comenzar una nueva y desesperada ofensiva.

Quedan menos de 5 minutos en el reloj… Mark Malone monta nuevamente una ofensiva por aire que recorre -en menos de 2 minutos el campo-, ante la también cansada defensa de Miami a la que Mark ha dado una inesperada batalla… quedando 3:55 en el reloj, conecta un veloz pase al fondo de la zona de anotación que el WR Wayne Caspers atrapa espectacularmente para hacer poco más decoroso el marcador final, mismo que asegura Miami con su última ofensiva decretando un marcador de 28-45.

El juego termina con un resignado y tranquilo Chuck Noll abrazando y felicitando a su gran y viejo amigo a quien desea la mejor de las suertes en el gran juego… Donny lo felicita a su vez por el gran juego planteado así como al esfuerzo de todo su equipo y -especialmente-, a su joven y prometedor QB.   Don Shula no sospecha que Bill Walsh acaba de tomar nota de la noble batalla que Chuck Noll y sus huestes le opusieron a Miami con un marcador que resulta -al frío análisis-, muy engañoso.    Walsh cambiara su estrategia para enfrentar a los Dolphins en el SB XIX, donde San Francisco va a invertir el plan de Noll… establecerá primero el juego aéreo para alejar al perímetro para así poder establecer el juego terrestre, obligando a Shula a que su joven fenómeno lance más de 50 pases donde será interceptado en 3 ocasiones logrando Bill Walsh su 2do título en 3 años.

Donnie Shell declara al final del partido… “Jugamos con todo el libro de formaciones defensivas contra él (Marino) y no pudimos contenerlo… realmente es muy bueno “

Mark Malone -aunque sufre 3 intercepciones-, mantiene un auténtico duelo de pistoleros contra un fuera de serie como Dan Marino y no desmerece.    Termina con 312 yardas, 55.55% pases completos, 8.7YPA, 3TD´s y un rating de pasador de 77.5%.  Los inmortales Mike Webster y Larry Brown cumplen con creces su promesa… Malone termina con 1 solo sack y poco sacudido durante todo el playoff.

A pesar de la derrota sufrida que conllevo a la eliminación, Chuck Noll en conferencia de prensa a medios nacionales e internacionales al cierre de campaña en las instalaciones del equipo, respondió a los cuestionamientos de haber terminado sin campeonato y la forma de perder ante Miami, que claramente reflejaba la diferencia de calidad contra la dinastía de los 70´s… sin poder ocultar su molestia, es prístino y contundente con todos… “ Que les quede perfectamente claro… 1984 es la mejor temporada que he tenido desde que llegue a los Pittsburgh Steelers…” es muy honesto en su declaración… la evolución de este extraordinario grupo ha superado sus propias expectativas y está profundamente orgulloso de ellos.

La prensa elogia el esfuerzo de Pittsburgh y terminan reconociendo la superioridad de Miami, no sin antes elogiar al joven equipo Steeler a quien señalan como un futuro contendiente por el campeonato en los próximos años. 

Sin embargo, el vestidor es frío y hay muchísimos reclamos durante las siguientes semanas entre jugadores que provocan un ambiente de fuerte descontento.   Chuck Noll sabe que fue una derrota donde fue el primer responsable al plantear una estrategia que no podían sostener y que Walsh evidencio 15 días después.   Habrá un fuerte cisma provocado por el after game durante el off season por las reacciones sumamente polarizadas de la afición y la temporada de 1985 estará muy lejos de ser lo que los especialistas y la afición espera llevando a Chuck Noll a un escenario insospechado que será el tema de nuestra próxima entrega.   Hasta la próxima.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .