Opinión: ¿Es tiempo que Steelers cambie su identidad y su manera de hacer negocios? Muchos piensan que si. Yo no lo creo…y el equipo tampoco lo cree.

-Por Carlos Ortega

Amigos de Steelers 360, la identidad lo es todo. La identidad es tu sello, es la forma en que haces las cosas pero por encima de todo, tu identidad es lo que te define pero además te hace diferente a los demás. Tu identidad es lo que te trajo al lugar en el que estás actualmente. No son las circunstancias, no son los factores externos. Es tu identidad. Cuando tienes identidad, no importa en el momento que te encuentres, nunca te sentirás perdido si eres fiel a ella.

Cuando se le pregunta a cualquier aficionado (o incluso periodista) que te describa en pocas palabras el significado de “Steelers”, por lo general te dirán: “el mejor equipo”, “el más grande”, “la mejor organización” o “equipo de campeones”…incluso habrá quien diga “el amor de mi vida”. Pero todo esto sólo representa el lugar en el que están los Steelers. No es su esencia, no es su identidad.

La IDENTIDAD de los Steelers sólo tiene una palabra y se llama ESTABILIDAD.

Y es esa estabilidad lo que los tiene en el lugar que están como la franquicia con más partidos ganados desde la fusión de las ligas (1970), la franquicia con más Super Bowls ganados, la franquicia con más partidos ganados desde que empezó el nuevo siglo, así como la franquicia con más años sin conocer una temporada perdedora de la actualidad (2003, la última temporada con marca debajo de .500).

Y esa estabilidad se ha construido en base a decisiones corporativas que la definen. Por poner varios ejemplos, la última vez que despidieron a un HC fue al final de la temporada de 1968, desde entonces sólo han tenido 3 HC (algunos equipos tienen 3 en 3 años), son un equipo que respeta los contratos y pocas veces da por terminado un contrato multianual antes de su finalización (a excepción de Cortez Allen), es una franquicia que tiene a sus jugadores entre los mejor pagados pero nunca rompen el mercado, aunque si los hacen sentir seguros. Y obviamente es una franquicia a la que no le gusta sentar precedentes que puedan ir en detrimento del resto de sus socios que conforman la NFL, amén de ser institucionales con la liga.

¿Pero a que viene esta perorata sobre la identidad de los Steelers maldito Ortega loco?

Muy simple. A que en ocasiones como aficionados se nos olvida cual es el equipo que escogimos, pero sobre todo se nos olvida porque seguimos con este equipo. En las últimas semanas y a propósito de la situación contractual de T.J. Watt muchos amigos me han dicho varias cosas y me han preguntado o planteado teorías que definitivamente me confirman que en ocasiones no conocemos a nuestro equipo más allá de los que sucede en la cancha.

“PÁGUENLE LO QUE PIDA, QUE NO SEAN CODOS. MALDITOS ROONEY NUNCA QUIEREN PAGAR”

Lo mismo se decía con Le’Veon Bell en su momento. Y vaya que hubo presión de la prensa en esos días (en especial de ex-jugadores afroamericanos) para que los Steelers le pagaran a Bell lo que pedía de dinero totalmente garantizado (el 100%) y le concedieran su deseo de no sólo ser el RB mejor pagado (que lo fue con el tag de franquicia) sino además revalorar una posición que en los últimos años se ha devaluado de forma evidente.

El resultado lo conocemos de sobra. El equipo NO cedió a la presión, se mantuvo fiel a su manera de hacer negocios y a pesar de perder un gran jugador se mantuvo competitivo en la liga. En cuanto a Bell, firmó un contrato con Jets por mucho menos porcentaje de dinero garantizado que lo que pedía y del cual apenas cobró 14.5 millones de los 52.5 millones del valor del contrato. Y al final se sentó dos precedentes. Uno, que los Steelers no iban a ceder, aunque se tratara de un enorme RB como Le’Veon. Y el segundo lo sentaron los Jets, pues antes de ese contrato de Bell, el único RB que ganaba más de 8 millones era el propio Bell. Hoy hay 8 jugadores ganando más de 10 millones e incluso ya hay 3 que cruzaron la barrera de los 15 millones. Llegó la inflación.

Así que no, los Steelers podrán conceder ante ciertos jugadores, podrán convertirlos en los mejor pagados de su posición, pero no van a cambiar su manera de hacer negocios y mucho menos a romper el mercado. En particular en el caso Watt, van a tratar de acercarse, pero no van a ceder…eso tendrá que venir por parte de la representación del jugador.

Y está bien, pues a final de cuentas no puedes empeñar el futuro financiero inmediato de tu franquicia en un sólo hombre…y vaya que bastante empeñados estuvieron gracias al contrato de Roethlisberger.

¿Commo aficionados no aprendimos nada del caso Bell?

“SI WATT YA NO QUIERE SER STEELER, QUE SE VAYA, QUE LO CAMBIEN POR UNOS BUENOS PICKS DE DRAFT Y QUE EMPIECEN LA RECONSTRUCCIÓN”

Los Steelers no tienen una reconstrucción desde 1969. A lo largo de los años han tenido renovaciones (es muy diferente) pero no reconstrucción. Algunas renovaciones han sido exitosas y otras no tanto. Y es precisamente esa estabilidad que tienen como identidad la que ha tenido a salvo a la organización de tener que reconstruir.

El hecho de que algunos equipos bodrio tipo Raiders, Jets o Miami hayan cambiado a sus mejores jugadores para conseguir picks de Draft no significa que los Steelers también tengan que hacerlo y mucho menos tratándose de un talento generacional como T.J. Watt en nuestra defensiva. Yo no vi que los Steelers cambiaran a Lambert (talento generacional del equipo) a pesar de que lo pidió alguna vez. Tampoco vi que cambiaran a Woodson (talento generacional) y mucho menos a Polamalu (talento generacional). Los Steelers NO cambian a sus talentos generacionales de la defensiva, por el contrario, construyen alrededor de ellos. Y si se tienen o se quieren ir, se irán pero jamás los van a cambiar.

(Photo by Heinz Kluetmeier/Sports Illustrated/Getty Images) (SetNumber: X24133)

No importa que tan mal estuviera el equipo a finales de los 80s, los Steelers, como lo mencioné antes, jamás se plantearon cambiar a Woodson, pero tampoco se plantearon cambiar a Lake o Lloyd. Construyeron alrededor de ellos.

Y es que no hay ningún pick de Draft que sustituya al talento ya probado en la liga. Y los Steelers lo saben. Por eso incluso cuando tras la lesión de Ben se dio por perdida la temporada por parte de los aficionados, la organización hizo lo contrario y en vez de tirar por la borda la temporada, se consiguieron a un talento impresionante como Minkah Fitzpatrick.

Las franquicias como Raiders, Jets, Dolphins, Browns, WFT, Lions o incluso los mismos Cowboys han vivido reconstrucciones que han resultado eternas y no se ve el momento en que vuelvan a estar arriba (excepto Browns, pero aún está por verse). Y son franquicias que han invertido e intentado todo. Lo intentaron en base a billetazos en FA y fallaron. Lo intentaron cambiando jugadores por picks de Draft y fallaron.

3 Leyendas: Woodson (izq.), Polamalu (centro) y Coach Lake (der.)

Y el hecho de que otros lo hagan, no significa que Steelers deba hacerlo. La organización de la familia Rooney es diferente al resto de las franquicias de la NFL.

Perdón amigos…reconstrucción my ass.

CONCLUSIÓN

Muchos dicen: “Si los Steelers no le pagan a Watt el dinero garantizado que pide, alguien más lo hará”. Es cierto (aunque si son los 100 millones de que se habla, nadie lo hará), y seguro se estará sentando un precedente y contribuyendo a un efecto de inflación en la posición. Pero ese equipo no serán los Steelers. Hay muchas formas de garantizar el dinero de un jugador sin que aparezca en el papelito en forma de dinero totalmente garantizado (reestructuras, bonos etc).

Pero los Steelers sólo le pagarán lo que consideran prudente y benéfico para la organización, para el jugador y hasta para los otros 31 equipos.

Y es esa política de estabilidad y la manera de hacer negocios la que convierte a Steelers en la franquicia más exitosa en la historia moderna de la NFL, le guste a quien le guste

Como aficionados no le vamos a los Steelers por los campeonatos ganados. Le vamos a los Steelers por la sensación de seguridad que nos dan. Le vamos a los Steelers porque sabemos que semana a semana y año a año van a ser un equipo competitivo y protagonista.

Y aquel que se sienta incómodo con esa política de estabilidad y seguridad, está en el equipo equivocado y podría buscar uno equipo que cumpla con sus necesidades de billetazos, contrataciones espectaculares y nombres sexis, entre los otros 31.


7 respuestas a “Opinión: ¿Es tiempo que Steelers cambie su identidad y su manera de hacer negocios? Muchos piensan que si. Yo no lo creo…y el equipo tampoco lo cree.

  1. De acuerdo con tu comentario pero no en la parte final, yo creo que todo aficionado está en su derecho de tener su propio análisis y crítica a la forma en que se maneja el equipo de sus amores, no soporto a los que dicen que si no te gusta algo te cambies. La crítica y el análisis y el desacuerdo son siempre indispensables. No vuelvas a decir que el que no esté de acuerdo se cambie de equipo es muy ofensivo.

    Me gusta

  2. Que bonito discurso! (Trompetilla) Dirás misa pero los Steelers están para ganar campeonatos y la manera en que se conduce la gerencia (y como lo escribí ayer) le queda grande la chamba a Colbert, que que talento demuestra trayendo agentes libres de $1M o que se tenga que dar una selección de 7a ronda del draft del 2023, que ve tu a saber si alguno de ellos funcione, pero que a la hora de negociar con jugadores que valen la pena no los pueda firmar, en fin, creo que ya son once años sin que nos paremos en un SB…y eso es inadmisible en una franquicia que la plaza de QB (la más difícil de cubrir) estaba cubierta con un “talento generacional” – tenía que parafrasearte- pero que por lo que escribiste te contentas con la garra con la que se juega un partido y para finalizar: “reconstrucción my ass”? Te quiero leer para cuándo el #7 este en su casa cuidando a sus hijos y el bodrio de QB’s que se tienen estén al mando, a menos que Colbert se traiga a unos de 2 x $1m, a ver si pegan…

    Me gusta

  3. Carlos, estoy de acuerdo contigo, pero también con Daniel y Rafael, en efecto la palabra clave es estabilidad, pero 11 años de no llegar al SB, y la forma en la que hemos fracasado las últimas tres temporadas, es para reflexionar. Tomlin ya debió irse al igual que Ben.
    Siempre he sido y seré un steeler, pero si cedemos ante un QB que fungió como OC, porque no cambiar algunas cosas que nos permitan crecer, recordar, que esperar resultados diferentes, y continuar haciendo lo mismo es un principio de locura
    Saludos.

    Me gusta

  4. De acuerdo con postura de la apertura sobre temas de análisis, crítica y desacuerdos, eso genera un sano intercambio de posturas y opiniones; sin embargo no encuentro coherencia cuando también prohíbes (Rafael).

    Sin duda el fin último de competir es obtener el campeonato, coincido en ello; sin embargo, difiero en tema de capacidad del GM Colbert pues justo lo que se explica respecto a la estabilidad en sus años de gestión, avalan su trabajo, es cierto que ya ha pasado ese número de años sin llegar al SB, pero también es cierto que Colbert no falla tacleadas, lanza pases interceptados o comete balones sueltos…y definitivamente no comulgo con el tono del comentario, pero bienvenidas las aportaciones, todo suma al debate (Daniel).

    De acuerdo con el concepto de estabilidad, como piedra angular de la identidad organizacional del equipo, hoy con el contrato de TJ firmado y hechos públicos sus términos se confirma tu tesis. Se agradece el tiempo y esfuerzo dedicados a mantener activo el sitio (Carlos) y motivar el debate entre nosotros, los fans de a pie, de nuestro gran equipo: los Pittsburgh Steelers.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .